Rinoplastía Secundaria

Ésta, generalmente es recomendable o solicitada cuando no hubo éxito en el primer procedimiento y el paciente presenta insatisfacción estética, alteración o deficiencia en la respiración. La cirugía de nariz exige un alto grado de conocimiento, habilidad, experiencia y dominio de múltiples técnicas alternativas ya que técnicamente es más difícil cuando ésta ha sido tocada y el procedimiento se vuelve reconstructivo.

La Rinoplastía es el procedimiento estético facial más difícil de realizar, ya que cada nariz es diferente en forma, en tamaño, tipo de piel, etc.

Es recomendable realizar esta revisión u operación pasados 6 meses del primer procedimiento, ya que antes la nariz aun está en fase de desinflamación o cicatrización.

Algunas veces es tal la resección de cartílagos (mutilación) y en la reconstrucción se usan injertos del mismo septum o tabique, otras veces del cartílago de la concha de la oreja, sin que ésta se deforme en lo más mínimo.

Antes de someterse a una segunda o tercera cirugía de nariz tenga mucho en cuenta que el realizar una revisión o reconstrucción de algo que no quedó bien es un reto mayor para el cirujano y será el médico otorrinolaringólogo con especialidad en cirugía estética facial, la mejor opción ante un resultado fallido, ya que éste valorará su problema cuidando la función respiratoria como la estética, bajo parámetros científicos, antropométricos y juiciosos, traduciéndose estos en la culminación de expectativas más predecibles que un cirujano plástico general que atiende cualquier parte del cuerpo.

ESTUDIO VISUAL

El otorrinolaringólogo y cirujano facial requiere obligadamente de un estudio fotográfico que le permita planear detenidamente el procedimiento. Estas imágenes le son de gran ayuda tanto durante la intervención así como material de estudio y análisis.

Para conocer un poco más como es el procedimiento consulta Rinoseptumplastía Primaria.